SE QUE COMO A MI VUESTRA VIDA SE MUEVE ENTORNO A ESTA GRAN PASION QUE ES LA PESCA.POR ESO ESTE BLOG ESTA HECHO PARA LA PESCA Y PARA EL PESCADOR DEPORTIVO Y PROFESIONAL.TODAS LAS MODALIDADES DE PESCA TIENEN SU ATRACTIVO Y POR ESO VOY A RECOPILAR EN ESTE NUESTRO BLOG CASI TODAS LAS QUE EXISTEN Y PARA QUE ENCONTREIS VUESTROS ARTICULOS DE PESCA EN VUESTRAS TIENDAS FAVORITAS Y A LOS MEJORES PRECIOS POSIBLES. ESPERO QUE OS GUSTE Y QUE TENGAIS MUY BUENAS JORNADAS DE PESCA.

CAZA Y PESCA

domingo, 25 de septiembre de 2016

Coreano, americano y titas bibi, cebos para surfcasting para pescar con garantías.

Coreano, americano y titas bibi, cebos para surfcasting para pescar con garantías.
Los cebos coreano, americano y titas bibi son un trío de cebos para surfcasting, ases venidos de lejos, que pescan con garantías.
Existen cebos llamados a ocupar un lugar privilegiado dentro de las preferencias de los pescadores de costa, ya sea por su versatilidad, su eficacia con multitud de especies o por funcionar en determinadas ocasiones cuando los otros fallan.
En este artículo vamos a analizar los tres cebos para el surf casting que seguro que, después de leer estas líneas, vais a darles una oportunidad y pescareis con ellos en vuestras próximas salidas de pesca. Estos tres cebos importados desde tierras lejanas funcionarán bien en determinados escenarios y condiciones de pesca por lo que podremos abarcar varias situaciones y lograr el éxito en nuestras jornadas.

Cebo de pesca coreano, el todo terreno como cebos para surfcasting

Este gusano, importado desde china y corea, de ahí su nombre, es uno de los cebos más versátiles que conozco tanto para la pesca a surf casting como con otras técnicas como la del corcheo. Podría decirse que estamos hablando de un señuelo todo terreno que nos funcionará en la gran mayoría de ocasiones en las que lo empleemos.
cebo coreano como cebos para surfcasting
Existen dos tipos de gusanos coreanos, el coreano propiamente dicho y la variedad roja y se diferencian principalmente en dos cosas: en el tamaño, mucho mayor en el coreano que en el rojo y, obviamente, en el color ya que el primero presenta un color verdoso o marrón mientras que el segundo es de un color más terroso o rojizo.
Los dos son cebos que presentan una gran movilidad una vez en el anzuelo debido a sus múltiples patitas que hacen que sea un señuelo vistoso para los peces incluso siendo troceados en partes más pequeñas.
Pero, sin embargo, la cualidad que más me gusta es su dureza puesto que es un cebo mucho más duradero en el anzuelo que otros similares como el gusano del norte y, además, es más resistente a la hora de conservarlo ya que, si no gastamos todos nuestros gusanos en una salida de pesca podemos conservarlos perfectamente en nuestra nevera varios días más. Se recomienda que la temperatura esté entre 8ºC y 14ºC.
Para presentar este cebo se puede hacer de dos maneras. La primera es atravesar su cuerpo con una varilla o aguja hueca para ensartar después el gusano. La segunda opción consiste en anzuelar directamente a este gusano sin ayuda de aguja. Particularmente, esta forma de presentar el gusano coreano suelo utilizarla mediante técnicas de corcheo o lanzado ligero ya que se consigue una mayor movilidad del cebo.
Tanto si usamos el anzuelado mediante la aguja como si prescindimos de ella, se aconseja siempre utilizar anzuelos medianos o pequeños, no más grandes del nº 4 ó 5 ya que, si bien estos gusanos, sobre todo el coreano normal, son largos, no son muy gruesos.
En cuanto a las especies que podremos pescar con gusanos coreanos, prácticamente serán todas pero es verdaderamente efectivo para mabras, sargos y mújoles o lisas así como peces que habiten tanto zonas rocosas como playas de arena.

Video de como anzuelar el coreano como cebos para surfcasting

Americano, el rey del surfcasting

El gusano americano, que como su propio nombre indica, proviene de dicho continente, y más concretamente de los Estados Unidos, es uno de los cebos más apreciados por los amantes del surf casting debido a la tremenda efectividad que presenta ante especies tan codiciadas como las doradas.
Americano, el rey del surfcasting
Su tamaño medio suele estar entre los 8 y los 10 cm aunque pueden llegar a medir, los más grandes, alrededor de los 30 cm. Presenta una coloración rojiza y sus carnes son bastante duras por lo que se convierte en un cebo resistente tanto a la hora de ejecutar lances con tracciones violentas para alcanzar largas distancias como, una vez en el agua, soportar los dientes de los pequeños pececillos y la acción de otros animalitos como crustáceos y moluscos.
La forma más utilizada para presentar este cebo es mediante el empleo de una aguja para poder anzuelarlo de manera cómoda y lograr una presentación atractiva a los peces que deseemos tentar. Es recomendable, al contrario que con otros cebos como el coreano, que no cortemos este gusano por muy grande que sea ya que, precisamente, este será el mayor atractivo. No es un cebo para pescar peces pequeños sino para tentar a las especies mayores como doradas, corvinas, lubinas, dentones o, dentro de las especies más pequeñas como las mabras, conseguir los ejemplares realmente grandes.
Si vamos a realizar lances muy largos, será conveniente, si queremos que nuestro cebo, a pesar de que puede resistir estos lances, llegue en óptimas condiciones, darle unas cuantas vueltas con hilo elástico para que soporte mejor la tracción.
Una de las peculiaridades de este gusano es su facilidad para expulsar sangre y líquido por lo que, además de lo apetitosa de su carne, esta cualidad le otorgará un poder de atracción mayor para los peces dándole un plus de efectividad.

Truco para aprovechar el gusano americano como cebo para surfcasting

Titas bibi, el cebo anti morralla.

Terminamos nuestro artículo dedicado a estos cebos de importación con un simpático gusano como es la tita bibi. En nuestras costas, desde siempre, la tita ha sido uno de los cebos destinados a la captura de grandes doradas, cuando digo grandes es tremendamente grandes, monstruosas más bien, por lo que este cebo es muy conocido y apreciado por los pescadores españoles.
cebo de pesca tita bibiLas titas bibi, venidas de Vietnam, se asemejan a nuestras titas españolas si bien estas presentan un tamaño mucho menor por lo que las harán ser menos selectivas en cuanto al número de especies que las tomarán y su tamaño.
Con un tamaño que oscila entre los 3 y 14 centímetros, estamos ante un cebo, sobre todo en los ejemplares más pequeños, que nos proporcionará una carnada realmente apetecible para muchas especies como doradas, mabras grandes, sargos, lubinas y demás peces habituales de los escenarios de surf casting como mojarras, pargos, pajeles y peces planos como rodaballos.
Las titas bibi es un cebo excepcionalmente duro para tratarse de un gusano lo que lo hará verdaderamente resistible a la acción de la morralla especialistas en dejar pelados los anzuelos cebados con otros gusanos y, por lo tanto, será uno de esos cebos en los que, cuando un pez lo tome y arquee nuestra caña, será de los buenos.
Para su anzuelado yo recomiendo dos formas de hacerlo. La primera, será pasar la varilla o aguja hueca por el interior de la tita, teniendo mucho cuidado de no dañarla, para, después introducir el hilo por el interior de la aguja de forma que el anzuelo solo toque su parte trasera. En otras palabras, se trataría de pasar el hilo por el interior de su cuerpo como si de un esqueleto de naylon se tratase. Este montaje hará que nuestra tita bibi esté viva durante todo el tiempo que esté en el agua y, si durante toda la jornada no sufre el ataque de ningún pez, incluso podremos recuperarla y utilizarla en otra ocasión.
La segunda forma suelo emplearla bien cuando la tita es muy grande o cuando en la zona abundan los peces algo más pequeños como roncadores, esparrallones o pajeles y consiste en abrir la tita, aquí lamentablemente acabaríamos con su vida, y cortar en pequeñas tiras para, después colocarlas sobre el anzuelo con la parte interna de su cuerpo hacia fuera para que nuestro cebo sea más atractivo y fijándolo al anzuelo con unas cuantas vueltas de hilo de licra o elástico.

Video de como anzuelar la tita bibi como cebos para surfcasting

martes, 20 de septiembre de 2016

El montaje doble zulú. El arma secreta de los pescadores profesionales del bass

El montaje doble zulú. El arma secreta de los pescadores profesionales del bass
La pesca del bass en EE.UU. mueve millones de dólares y el circuito de competiciones que se realiza en este país hace que muchos pescadores opten por dedicarse profesionalmente a intentar engañar a estos diablos verdes.
Por este motivo, cada pescador, sobre todo los más acostumbrados a ganar torneos y miles de dólares, se devanan el seso para ser los primeros en las clasificaciones y, para ello, deben ser dominadores de la gran mayoría de técnicas que existen para pescar al bass, desde montajes clásicos de vinilos como el estilo Texas a ser verdaderos expertos en el manejo de cranckbaits o spinnerbaits.
Pero ocurre, más a menudo de lo que nos gustaría, que los peces andan en ocasiones reacios a picar a cualquier señuelo que se les presente y es cuando estos pescadores profesionales recurren a sus “ases” en la manga para lograr decantar la competición a su favor.
Uno de estos “ases” es el que vamos a analizar en este artículo: el montaje doble zulú, un sistema tan exótico como su mismo nombre pero que a buen seguro os deparará grandes momentos de diversión.

Descripción del montaje montaje doble zulú para la pesca del black bass

Este sistema en sí es bastante sencillo puesto que se trata de un aparejo en tándem usado para pescar con jerkbaits de vinilo. Este montaje dará la sensación, a ojos del bass, de dos peces que nadan persiguiéndose y realizando cambios de dirección a medida que le imprimimos movimientos con nuestra caña, pero de manera que no lleguen a enredarse entre sí. Y es ahí donde radica el quit de la cuestión.
El montaje doble zulú, explicado paso a paso sería el siguiente:
1) Pasar un esmperillón o quitavueltas a la linea principal
A nuestra línea principal le pasamos un esmerillón o quitavueltas pequeño de manera que quede suelto y se desplace arriba y abajo por nuestra línea.
2) Añadir un segundo quita vueltas a linea principal
En el extremo de nuestra línea, ataremos otro quitavueltas de manera que, por un lado, actúe de tope al primer esmerillón y, por otro, sirva para el siguiente paso.
3) Añadir bajos
En el esmerillón fijo ataremos un bajo de línea de entre 30 o 40 centímetros al que anudaremos un anzuelo. En el esmerillón que circula libre haremos lo mismo, pero con un bajo un poco más corto, por ejemplo unos 10 centímetros más corto que el otro.
4) Anzuelar los jerkbaits
El paso final será anzuelar dos jerkbaits de manera que de la sensación que uno persigue al otro. Esto por un lado dará mucha visibilidad al montaje y, por otro, evitará que los dos señuelos se enreden entre sí y pierda el montaje todo su atractivo.
montaje doble zulu pesca black basse
También se puede hacer el montaje zulu con un emirillón triple como podeis ver en el siguiente vídeo

Cuando y donde usar este montaje zulu.

El montaje doble zulú tiene dos grandes ventajas. La primera será que el atractivo movimiento de un jerkbait de vinilo se verá multiplicado por dos y la segunda ventaja radica en que con este montaje, podremos pescar de forma rápida y, de esta forma, buscar los peces más activos y batir mucho espacio en poco tiempo.
Los mejore lugares para utilizar este montaje serán aquellos que presenten una buena cobertura vegetal y una profundidad media. A mí particularmente me gusta utilizarlo en las playas y grandes reculas de los embalses donde pesco.
Otro lugar a tener muy en cuenta a la de emplear el doble zulú serán los cortados de piedra, lugares donde los basses, y sobre todo los más grandes, patrullan en busca de presas y, a buen seguro, su atención se centrará en nuestros dos jerkbaits.

Cada uno puede mejorar este montaje.

A modo de orientación, este sería el montaje típico que a pescadores de la talla de Kevin Vandam les ha funcionado perfectamente en situaciones de extrema presión como las competiciones a las que acuden.
montaje-doble-zulu
Pero como todo, y esto es lo bueno, cada uno de nosotros podemos modificar este montaje y mejorarlo a medida que, gracias a las pruebas que hagamos con él, tengamos más o menos aciertos.
Lo normal es utilizar dos jerkbaits iguales, tanto en color como en tamaño, pero a modo de ejemplo, podemos combinar dos colores, uno blanco y otro de un color más natural, para intentar averiguar a que color le entrarán más los bases y, llegado el caso,l poder utilizar los dos del mismo color.
Otro truco que funciona muy bien es colocar dos tamaños diferentes, el pequeño siempre irá por delante, lo que dará una sensación de persecución y de ataques que puede desencadenar que los basses más inactivos se arranquen para dar cuenta de estos dos pececillos que se persiguen.
Animaos a probar este nuevo montaje cuando vayáis a vuestro embalse favorito. Seguro que os da más de una alegría en forma de grandes y rollizos basses.
Buena pesca!!!

lunes, 19 de septiembre de 2016

Pescar a eging y la pesca de cefalópodo

Pescar a eging y la pesca de cefalópodos
Pescar a eging el calamar, pulpo, sepia, es algo más que una moda pasajera
Todos los pescadores embarcados somos conscientes que, cuando decae la deriva y el barco no se mueve, es prácticamente imposible pescar cefalópodos. Existen dos soluciones a este problema: usar motores eléctricos o pescar a eging.

Pescar a eging

La técnica de eging lleva practicándose hace unos años por los pescadores de tierra. Consiste en lanzar jibioneras provistas de peso a modo de casting y tentar a todo tipo de cefalópodos. Se está poniendo de moda usar esta técnica embarcados en kayaks y, como no, desde cualquier embarcación.
pescar a eging desde embarcación
El eging es una técnica de pesca muy simple. Su simplicidad no viene dada por la técnica en sí, sino por las características generales de los calamares, sepias y pulpos que vamos a tentar, dado que son especies muy simples de engañar. La dificultad viene dada por la búsqueda de estos animales tan curiosos pues, si los hallamos, no resulta difícil hacerse con unos cuantos ejemplares.

Ventajas y limitaciones de la pesca a eging

Existen unas cuantas ventajas pero también limitaciones. Veamos cuáles:
Al tener que sostener la caña en mano, no podemos estar pescando con varias equipos a la vez, como se hace tradicionalmente. Es una pesca muy activa, somos nosotros quien lanzamos y damos vida al señuelo en todo momento, por tanto, nos entretenemos y divertimos todo el rato.
Pescamos con un solo señuelo, evitando los engorrosos líos que pueden formarse al pescar con dos o tres jibioneras en la misma línea.
Podemos pescar en vertical pero también al lanzado, rastreando todas las capas de agua y las distintas especies que habitan en ella. Es una técnica de pesca tan simple que pueden acompañarnos los niños y disfrutar de una jornada de pesca en familia.

Material

Como toda moda que se adentra en el mercado, podemos volvernos locos y empezar a gastar euros en cañas, carretes, hilos y señuelos específicos para esta técnica de pesca, pero no es necesario. Podemos usar cualquier equipo de spinning o casting que tengamos, aunque existen modelos de cañas específicos en el mercado que nos pueden facilitar la pesca.
material para pescar a eging
Caña para pescar a eging
Las cañas de eging suelen rondar los 2,5m de largo, son varas firmes, duras en sus tres cuartas partes, pero la última, la de punta, es bastante más sensible que una caña de spinning convencional. Veremos también que vienen armadas con muchas más anillas de lo habitual, y que éstas son muy pequeñas, dado que los hilos a usar son de escaso diámetro. La sensibilidad de estas cañas viene por la acción que tienen (de punta y semi-parabólicas), por su blank de calidad (ligero, potente y sensible) y su gran número de anillas, aportando al pescador mucho más tacto y un control total.
Característica del carrete para percar a eging
El carrete debe de ser pequeño. No hace falta que albergue gran cantidad de hilo y el freno sólo lo usaremos cuando pique algún gran ejemplar, pues en la mayoría de casos, no nos van a sacar ni un metro de nylon. Es importante ajustar el freno del carrete en función de las cualidades de la caña, aflojándolo cuanto más dura sea ésta y cerrándolo cuanto más blando sea el blank.
El hilo
Los hilos pueden ser de nylon o trenzados, lo más finos posible sea cual sea nuestra elección más personal. Un 0,22mm es más que suficiente en el caso del nylon y un 0,10mm en tranzado, empalmando unos dos metros de bajo de unos 0,25mm de diámetro. No hace falta que sea fluorocarbono, pues los cefalópodos no son nada exquisitos a la hora de picar.
Los señuelos
Los señuelos sí son más específicos. No nos valen las pequeñas jibioneras flotantes que usamos para pescar a modo tradicional, dado que el montaje no tiene nada que ver.
Para pescar a eging, usaremos jibioneras que ya vienen montadas de serie y provistas de pesos específicos. Algunos de estos señuelos llevan un pequeño plomo incorporado –ya sea móvil y intercambiable- y estos serán los ideales para pescar a ras de fondo para tentar sepias y pulpos.
Existen otros modelos sin plomo, más equilibrados y con una natación más natural, que podemos usar para el lanzado y escrutinio de superficie y medias aguas buscando los deseados calamares.

Donde, como y cuando practicar la pesca a eging

La ventaja de esta pesca es que no tenemos que desplazarnos demasiado. Los pulpos y sepias suelen picar durante todo el día, caso distinto de los calamares. Es importante madrugar y salir con los primeros rayos de sol. Podemos quedarnos cerca del puerto, donde no estorbemos al tráfico de las demás embarcaciones, y derivar entre los cinco y diez metros de fondo. Es la mejor hora para los calamares.

Pesca de calamares a eging

Escogeremos los señuelos pesados pero que no tengan plomos a la vista, el color siempre es un misterio… y por eso existen tantos colores y acabados en el mercado. Lo lógico es usar colores claros, pero hay días que entran de noche con el color negro, así que, ¿para qué preocuparse?
pesca de calamares a eging
Lanzaremos a modo de casting, dejaremos hundir el señuelo hasta tocar fondo y lo iremos recogiendo lentamente y dando pequeños tirones. Se trata de localizar los cardúmenes de calamares, así que iremos lanzando en todas direcciones y recogiendo a distintas profundidades hasta notar la ansiada picada.
A diferencia de las sepias y pulpos, los calamares sí se lanzan violentamente sobre nuestros señuelos, notando en la caña una buena picada! No hay que tener miedo de clavar bien con la caña, pues los señuelos para cefalópodos vienen provistos de coronas con múltiples pinchos sin muerte, y este echo propicia que se pierdan muchos de ellos por el camino.
La ventaja del eging es que, si se escapan a simple vista y permanecen unos segundos a nuestro lado, podemos recuperar la pieza lanzando el señuelo de nuevo a su lado. Los cefalópodos son unos seres tan inteligentes, que no dudarán en lanzarse tras él de nuevo! Es muy divertido pescar calamares a “pez visto”: ves como se paran, se lanzan tras él, se ven presos de repente, explotan en tinta e intentan liberarse.
A medida que el sol se va levantando, los calamares se adentran quien sabe donde. No es raro pescar calamares de día y a pleno sol, pero será más habitual hacerlo a bastante más fondo: entre 20 y 35 metros. No vale la pena adentrarse más para pescar cefalópodos.

Pesca de sepias y pulpos a eging

Los buscaremos a pleno día, cuando hayamos desestimado la búsqueda de los calamares a medias aguas. Situaremos nuestra embarcación o kayak entre los 8m y 20m de fondo, de menos a más según avance la jornada de pesca. Si no tenemos idea de donde posicionarnos, podemos observar las demás embarcaciones, sin acercarnos demasiado ni molestar.
pesca de sepias a eging
Veremos que casi todos pescan a la deriva y, cuando esta decae, preparan los motores eléctricos para poder seguir moviéndose, o no pescarán más. Esto no pasa con el eging. Nos situaremos en un punto, podemos escoger señuelos bien plomados y rastrearemos el fondo que rodea nuestro barco. Iremos lanzando lo más lejos posible, dejando que la jibionera contacte con el fondo y recogeremos lentamente, con pequeñas pausas y toques con la punta de la caña. Si se esconde algún pulpo o sepia en la arena de nuestros alrededores, no dudará en abalanzarse sobre nuestro señuelo.
Cuando notemos un peso, clavamos los anzuelos con decisión y recogemos sedal tranquilamente hasta la superficie. Si es un buen ejemplar, nos ayudaremos del salabre, si es de pequeño tamaño, podemos levantarlo a pulso y apuntar al cubo que siempre tendremos a mano.

El cubo y la esponja

De todas las técnicas de pesca y especies que conocemos, puede que en ésta sea la única que importe más un buen cubo que el material específico a utilizar. Es muy importante no hacer enfadar a las sepias ni a los calamares a bordo, meterlos directamente en un buen cubo y no perder mucho tiempo en hacerse fotos… o nos pueden dejar a nosotros y a nuestro barco más negros que el carbón.
En caso de accidente, limpiad rápidamente la tinta con una esponja mojada y no dejéis que ésta se seque, o os costará bastante sacarla.
Una vez en casa, recomiendo congelar directamente las sepias y los calamares, así os ahorraréis de limpiar a fondo toda la cocina cuando, sin querer, reventéis los saquitos de tinta que tienen en su interior. Una vez congelados, quedan duros y no os causaran derrame ninguno. Si queréis guardar algún saquito para el arroz o fideuá, siempre los tendréis a punto de caramelo.
Buena pesca y buen provecho!

jueves, 15 de septiembre de 2016

Cómo aprovechar las jornadas de Carpfishing en otoño

Cómo aprovechar las jornadas de Carpfishing en otoño
El otoño climatológico se acerca. Sí, aún hace calor pero ya tenemos el primer desplome de temperaturas y el primer pronóstico de lluvias generalizadas en el horizonte. Tendremos repuntes de calor, pero cada vez sobre cotas menores y las lluvias, esperemos, irán llegando y rebajando la temperatura del agua y permitiendo buenas jornadas de Carpfishing en otoño.
Porque el otoño es una de las mejores épocas para pescar carpas. No es la primavera, pero tienen muchas semejanzas. En primer lugar, la carpa abandona el letargo de los meses anteriores. El verano no es tan duro como el invierno, pero la inactividad de la carpa ha sido también importante. Por ello se alimenta mucho más. En este caso no tanto para recuperar energías, lo hace para acumular reservas para el duro letargo invernal. Esta mayor actividad la hace más accesible, aunque generalmente a mayor profundidad que en primavera.
carpfishing-oton%cc%83o2
El carpfishing en otoño ofrece muy buenas oportunidades, especialmente por las mañanas y al anochecer

Lo primero para aprovechar el Carpfishing en otoño, localizar a las carpas y cebado abundante y selectivo

El primer paso, primordial, para aprovechar el Carpfishing en otoño está en localizar las carpas. Como hemos ya adelantado, se mueven en profundidades mayores, por el día se mueven en las áreas de profundidad media y por la noche se acercan más a la orilla en busca de alimento, lo que hace que sea más “rentable” las jornadas de pesca en las primeras horas de la mañana y últimas de la tarde.
Después de localizadas, en estas semanas no olvidemos que las carpas vuelven a comer abundantemente para prepararse para el invierno. Por todo ello, el cebado puede ser abundante, más cuando en algunas zonas, podemos encontrarnos con cangrejos de río que se lleven buena parte del mismo. Por ello, es mejor que lo hagamos en partículas no demasiado pequeñas, pedazos grandes de boiles por ejemplo.
pellet-halibut
Pellets de halibut, ideales para el carpfishing en otoño
A diferencia del verano, en el que usamos boiles dulces, de frutas, no muy calóricos, en el otoño optamos por lo contrario. Boiles de cangrejo, halibut,… con gran contenido en calorías que cumplan su objetivo de conseguir reservas para el duro invierno.

Muy atentos a la climatología

El tiempo es un aspecto fundamental para el éxito del carpfishing en otoño. Las mejores jornadas son las de tiempo estable, situación anticiclónica estable tras algún día revuelto o de lluvia que ya ha ayudado a oxigenar y verter alimento a las carpas. Los peores, los días fríos (si tenemos algún fenómeno de lluvia y frente cálido, se puede conseguir grandes picadas), cuando la carpa se aletarga.
carpa-otono
Las jornadas de pesca de carpas en otoño pueden ser muy irregulares, alternando grandes y abundantes capturas y periodos de inactividad
Elegido el día, localizadas las carpas (son zonas muy buenas las entradas a réculas con profundidad media y las de pendiente moderada), presentaremos nuestro cebo. Como hemos señalado, los boiles y los pellets son excelentes en esta ésta época. Por aroma incluso los de pescado mejor que los de carne, aunque podemos usar diferentes bases de aceite para atraer más a las carpas.
Eso sí, las jornadas de carpfishing en otoño suelen ser muy irregulares. Tenemos horas muy buenas y otras muy malas. Como también hemos señalado las mañanas y los atardeceres suelen ser los mejores, pero cualquier cambio en el agua puede convertir la pesca en un auténtico frenesí, por el movimiento grupal de la carpa en búsqueda de alimento.
Con todo ello aprovechemos todas estas buenas semanas antes que el duro invierno dificulte la pesca.

martes, 30 de agosto de 2016

¿Has probado a pescar con asticot en el mar?

¿Has probado a pescar con asticot en el mar?
En anteriores artículos, hemos visto que hay cebos que tradicionalmente se utilizan en la pesca de agua dulce, como las lombrices de tierra, pero que son perfectamente válidos para ser empleados con diversas técnicas costeras.
El cebo del que a continuación vamos hablar, el asticot, entra perfectamente en esa categoría de cebo que puede dar excelentes resultados tanto en ríos y pantanos como en espigones o puertos.

¿Qué es el asticot?

El asticot es la fase larvaria de la mosca común que realiza sus movimientos mediante contracciones de su cuerpo. Su cuerpo es de pequeño tamaño y oscila entre 1 y 2 centímetros. Dentro de sus características, quizá la que más sobresalga sea su condición de larva acéfala, es decir, carente de una cabeza claramente diferenciada del resto del cuerpo. Suele presentar un color blanquecino o crema aunque en determinados comercios especializados se les aplican diferentes tintes que pueden cambiar su coloración y pudiendo variar esta hacia verdes, rojos o amarillos más oscuros.
El tipo más usual de asticot proviene de la mosca azul de la carne la cual realiza las puestas de sus huevos en lugares donde abunda la materia orgánica y, no duda en acercarse a ponerlos en animales muertos y en descomposición ya que estas pequeñas larvas se alimentarán de esta carne putrefacta durante quince o veinte días antes de convertirse en crisálidas.

Donde conseguir asticots blanco

asticot-blancoLa mejor, y más sana, manera de conseguir un buen número de estos animalitos será acudir a las tiendas de pesca donde se ofertan en diferentes envases llenos de asticots que pueden oscilar desde tarrinas que alberguen unos 100 centilitros hasta envases de litro ya que el asticot se mide así, con medidas líquidas.
Hay quien prefiere criarlos y recolectarlos por ellos mismos lo cual no deja de ser una actividad desagradable puesto que implica tener carne en mal estado o animales muertos donde estas larvas encontrarán su alimento y su hogar.
De una u otra forma, los asticots se suelen conservar entre virutas de serrín y deberemos conservarlos a una temperatura baja, en torno a los 4 o 10 grados, y teniendo la precaución de, al tapar el recipiente que los contenga, hacerle una serie de agujeritos para que puedan respirar.

Como pescar con asticots en el mar

En cuanto a las técnicas en las que podemos usar este cebo, lógicamente la más idónea será la del corcheo ya que, en agua dulce, el asticot es un cebo muy bueno y utilizado en técnicas como el coup o la pesca a la inglesa.  Por lo tanto será esta técnica, la pesca al corcho o con flotador, la más idónea para emplear estos animalitos.
pescar con asticots en el mar
Para ello utilizaremos una caña liviana, de unos 5 a 8 metros, así como aparejos ligeros. A la hora de ensartar los asticots, deberemos utilizar anzuelos de talla pequeña y a poder ser muy finos, ya que el tamaño de estas larvas lo requiere. Anzuelaremos tres o cuatro asticots cada vez que cebemos y lo haremos ensartándolos por su parte más ancha, el culo para entendernos. Hay que tener claro que este cebo no se ensarta en el anzuelo como un gusano cualquiera y que apenas pasaremos nuestro anzuelo por esta parte del cuerpo del asticot.
Mediante el corcheo y empleando el asticot, tendremos mucho éxito con peces como sargos, esparrallones, mojarras y salpas si pescamos en lugares con roca como espigones.
Si lo utilizamos en desembocaduras, rías o partes internas de puertos o lugares donde el fondo sea fangoso, no será raro capturar especies tan atractivas como llisas o lubinas que no harán ningún asco a este cebo.
Como pescar con asticots en el mar
Este cebo presenta también otra ventaja en su empleo pescando al corcho y es que, mediante el empleo de ciertos aglutinantes o pegamentos, se pueden realizar pelotas con el cuerpo de varios asticots y ser lanzadas hacia el pesquero para engodar la zona con el mismo cebo que después utilizaremos.
También se pueden utilizar en la pesca del surf casting con buenos resultados siempre que sepamos el momento idóneo para utilizarlos. En playas de arena fina y poca profundidad, que no requieran de lances largos para encontrar los peces, los asticots han dado muy buenos resultados siendo empleados con aparejos con varios anzuelos pequeños y plomadas no muy pesadas, ante peces como mújoles o agujas, así como herreras, peces planos o peces araña.
Buena pesca!!!

sábado, 27 de agosto de 2016

Pescando lucios en vertical


Pescando lucios en vertical

2

Pescaremos peces suspendidos tanto solitarios como los que están atacando los bancos de peces pasto. Esta es una técnica que sin los equipos electrónicos necesarios no podríamos realizar, de ahí la importancia de las sondas para esta técnica.

Para esta técnica es primordial saber lo que tardan en profundizar nuestros señuelos, hay varias formas de hacerlo, bien con la sonda dejando bajar el señuelo a 10 metros y contar mentalmente los segundos o en una profundidad de 10 metros dejar lo caer hasta que toque fondo contando los segundos. Esto nos servirá para colocar nuestro señuelo cuando lancemos a la profundidad deseada. Lo primero es la localización de los bancos (si están suspendidos o pegados al fondo) y si somos capaces de localizar la existencia de lucios entre ellos o en las cercanías.
Si sabemos a qué profundidad están situados los bancos/lucios suspendidos tenemos dos posibilidades, o bien lanzar nuestro señuelo hacia donde se encuentran y dejar bajar hasta la profundidad deseada, o traerlo con una recogida que permanezca el mayor tiempo posible a esa profundidad. La mejor opción es colocarnos encima de los bancos de lucios suspendidos y dejar caer nuestro señuelo hasta la profundidad deseada y hacer el movimiento de sierra en la zona que se encuentre el lucio, si están activos no tardarán en picar.

Los señuelos más efectivos para esta técnica son los lipless de grandes dimensiones y pesos de hasta de 90 gramos, como los de la marca Spro y Excalibur y las mencionadas ondulantes y los pikies en general.

En cuanto a los equipos a utilizar, cuando tenemos que lanzar señuelos de estos tamaños, ya no nos vale cualquier caña. Para clavar en vertical las cañas tienen que ser potentes. Las cañas para lucio de hasta 3 onzas son las ideales y nosotros por comodidad para dejar caer la línea, utilizamos el casting.
3
Las líneas, en este tipo de pesca sufren mucho, por lo que la calidad es muy importante. Utilizamos trenzados Toray Ultimate PE en medidas del 0,27 milímetros. La cualidad de este trenzado es que va marcado cada metro y cambia de color cada 10 metros siendo ideal para este tipo de pesca, con bajos de 0,60 centímetros de fluorocarbono de 0,90 milímetros. Para los carretes, su cualidad principal, es que sean robustos y que tengan un buen freno, mejor de ratio lento 5,0:1.